¡Una excusa menos!

Cuando voy a salir a hacer diligencias desde temprano en la mañana siempre está el dilema de qué me pongo. Claro, la comodidad es lo primordial en días ajetreados. Esos días de agenda llena siempre llega la duda de que no voy a poder entrenar... "tengo demasiadas cosas importantes que hacer hoy, no creo que me de tiempo". Y comenzamos con el boicot. "se me quedó el bulto" "no traje la ropa" o llegas a tu casa y ya estás muy cansada para cambiarte y cuando vienes a ver no entrenaste y ganó el boicot.

Sin embargo, si sales de tu casa vestida con ropa deportiva hay más posibilidades de acercarte a la meta, lo que faltaría es tu voluntad para moverte y salir de esa zona de confort. ¡Ya estás vestida, tienes una excusa menos!


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published